Un anillo para una Personal Shopper

Hace un tiempo que nos rondaba por la cabeza pedir la opinión de expert@s bloggers sobre las joyas, ya que su visión de global de la moda es muy valiosa para nostros. Esta primera colaboración nos llega de la mano Nuria Gimenez que además de blogger (la podéis seguir en su blog Nur in the city) es Personal Shopper. Si sois de Valencia o alrededores seguro que os atenderá tan amablemente como a nosotros. Podéis poneros en contacto con ella a través de su Facebook o mandando un email a nurinthecity@hotmail.com . Gracias Nuria!!!

Un anillo para una Personal Shopper

“Pero si solo quiero un anillo…¡¡no entiendo como puede ser tan difícil!!, un anillo…¡¡¿¿sera por anillos??!!” Así podría resumirse la historia que quiero compartir con vosotros…Por cierto, hola, soy Nuria Gimenez, personal shopper, asesora de moda e imagen y estilista, mi mundo gira alrededor de las relaciones interprofesionales, el intercambio de tarjetas y cuidar “muy mucho” mi atuendo… Hace un tiempo deje de morderme las uñas, un vicio que cogí durante una temporada y que no podía permitirme si quiero dar una buena imagen o al menos una imagen correcta, además ¡¡no quería seguir perdiéndome el maravilloso mundo de los esmaltes de uñas!! Y ahora con mis manos recuperadas tras aquella fea costumbre, me faltaba algo…un anillo “mi anillo”…EL ANILLO… Me encantan los complementos y son un apoyo estupendo para que nuestro estilo sea mas personal por ello debemos aseguraros de tener una gran variedad, pero hay un sector en el que es recomendable hacer una inversion… es decir gastarnos mas dinero y tener menos variedad, pero poder escogerlos con mayor calidad. La joyeria es uno de los ejemplos mas claros, hay que ser prácticos y coger piezas que no van a ponerse feas, ni te van a dejar la piel verde al mojarse, ni se van a deformar… apostemos por la comodidad y la confianza en nuestras joyas a sabiendas que van a completar nuestro “perfect look”.

Bueno, pues ahí voy yo, tal Holly delante de los escaparates de joyerías con la versión moderna de su fantástico desayuno, un frapuccino. Recorrí mi ciudad en busca del anillo. Os desglosare la preocupación: dada mi profesión soy presentada y doy la mano a todo tipo de personas bastantes veces al día y mi estilismo es revisado visualmente con mas o menos disimulo hasta el detalle (normal..si tienes que confiar en mi para encontrar el estilo adecuado que mas te va a favorecer), con la ropa no me surgen problemas de marcas, en mi armario hay de todo y bien combinado pasa a ser algo secundario, pero con el anillo es diferente…es lo único que decorara mis manos, y mis manos es lo primero que ofrezco a mis clientes para ganarme su confiaza, así que tenia claro que no quería venderme a una marca en la cual su símbolo fuera protagonista, porque eso puede dar una información de mi que yo no deseo…Opte por la opción mas sencilla, escogí un bonito anillo que no diera señales de la firma que era, tenia un mineral en el superior y me encanto. Pues no era tan difícil ¿no?

A los dos días tengo una reunión con una pareja que quieren abrir una tienda, se ponen en contacto conmigo para ver como podrían enfocarla. Escojo el vestuario a conciencia y ¡¡estreno mi nuevo anillo!!. Llego puntual a la cita, vamos a tomar un Lunch mientras les comento mi dinámica propuesta. Llegan, me levanto, nos sonreímos y…como no…nos estrechamos las manos, ella repara en mi anillo “vayaaaa que bonito ¿de donde es?” mi sonrisa se acentúa mas a la vez que me doy golpecitos mentales en la espalda sobre la gran elección y contesto “Muchas gracias, es de ….” , ella parpadea despacio, y se muerde el labio inferior…. mi cabeza intenta procesar ese lenguaje no verbal… La reunion va como la seda, les gustan las propuestas, se quedan con las ideas clave y he tenido que aguantar una lectura de mis gestos por parte de ella… que incomodo.

Me ha quedado claro una cosa, tengo ideas y tengo voz, lo único que los complementos han de ser es un refuerzo a mi personalidad y mi estilo….así que el elegir una firma fue un error.

Llego a casa y escribo un e-mail mientras espero la respuesta, busco despreocupada algo que me de una idea para mi próxima adquisición de algo que empieza a atormentarme “el anillo”. Pruebo con palabras clave en el buscador…que me llevan a algo que parece interesante, le doy a la web y leo “…el verdadero motivo por el que llevamos joyas brota de la necesidad de mostrar nuestra identidad, de sentir que somos “algo”, de demostrar al universo que existimos, por eso creo que la verdadera esencia de una joya es uno mismo (sea o no el artífice de la misma), y la necesidad de mostrar esa esencia es el motivo por el que las llevamos. 40milia” nace para satisfacer esa necesidad y para ello creamos nuestros pequeños objetos dotándolos de mensajes implícitos, con los que su portador puede expresar su identidad…creamos joyas con la intención de que transmitan sensaciones al que los observa… Creamos joyas que traspasen la barrera del objeto inanimado y emitan vida a través de su lenguaje universal” ¡¡Eso es lo que quiero!! busco entre todas sus piezas y contacto con ellos, en unos días tengo ¡¡¡mi nuevo anillo!!!, es incluso mas bonito que en las fotografías! y desde luego su diseño es muy personal…

A la semana siguiente tengo otra reunión, esta vez es una asesoría de moda, alguien le ha hablado de mi a la clienta y decide contratar mis servicios, para la recogida de información nos citamos para tomar un lunch (un clásico ya en mis reuniones), entro en el local y creo que por su descripción es aquella chica, veo que me sonríe….es ella, le tiendo la mano y nos presentamos…llevo mi nuevo anillo, ella lo mira y dice “que original es tu anillo ¿de donde es?” oh oh…tomo aire y contesto segura de mi misma porque se que ha sido una gran elección “gracias,es de 40milia”, lo vuelve a mirar y me dice “creo que no conozco esa firma”, no dudo en la respuesta “es una firma vanguardista de joyería que se esta empezando a sonar con fuerza ahora, todo lo que hacen es artesal”, mi clienta continua mirando el anillo, levanta la cabeza y dice “tan solo llevo un minuto contigo y ya me has descubierto algo nuevo…esta claro porque te recomendaron”, ambas sonreímos.
¡¡No hay que subestimar los detalles!!

facebook comments:

Comments
6 Responses to “Un anillo para una Personal Shopper”
  1. Irene escrigué:

    Simplemente me ha encantado. Me ha hecho mirar las joyas o complementos que llevo encima, y la verdad, solo llevo un anillo al que le tengo mucho cariño y quizas deberia renovar. Pero me da mucha pena.

    Muy buen relato!!
    Irene

  2. vendo casa con jardí escrigué:

    Si se le vé magnífica como profesional.
    Yo la véo Mágnífica como persona que sabe valorar y hacer:
    los complementos son esenciales, el toque final que encamina una imagen en una u otra dirección.
    Y complementos como las joyas que llevamos en el día a día, son los que resúmen nuestra personalidad, nuestra fuerza y caracter.

    Me satisfáce saber que hay quien los sabe valorar, si más no, no se les encuentra en cualquier parte.

    simplemente, gracias!

  3. 40milia (Albert) escrigué:

    Gracias por los comentarios. Nosotros también coincidimos con la visión de Nuria. Nos ha encantado su colaboración, y lo que más nos gusta es… que os guste!

  4. Nuria escrigué:

    Hola!, soy Nuria, de Nur In the City Blog, he de decir que me ha encantado la participacion con 40 Milia, son unos profesionales y unas personas encantadoras. Agradezco muchisimo los comentarios que estoy leyendo y sobretodo que os haya gustado este relato. Para mi ha sido un placer y si quereis continuar leyendome os invito a mi blog http://nur-inthecity.blogspot.com/ y sobretodo os recomiendo que sigais de cerca a 40 milia.
    Un beso

  5. NIEVES escrigué:

    NO ME HABIA DADO CUENTA DE ESTA COLABORACION CON 4O MILLAS,ES GENIAL,HACE QUE TE DES CUENTA DE LO IMPORTANTE QUE SON ESOS DETALLES

  6. 40milia (Albert) escrigué:

    Tienes razón Nieves, una gran colaboración y un gran consejo. Por cierto… es 40milia, jejejeje.
    Gracias por comentar!

Leave A Comment